Pescaíto & chips

Londres visto por una española a la que le encantaría ser inglesa, pero luego no le sale porque nació en el Mediterráneo

Archivar para el mes “junio, 2012”

“Me voy a Londres”

Esta es una frase que se dice mucho cuando:

A) Te ha dejado tu novio.

B) Te han despedido del trabajo.

C) No sabes qué hacer con tu vida.

D) Necesitas un cambio radical.

E) Huyes de algo o de alguien.

F) Una combinación o suma de las 5 anteriores.

Supongo que influye mucho el hecho de que queda cerca de España. Son solo 2 horitas de avión. Y además es una ruta preciosa, sobrevolando el mar. (Vamos a ignorar las 2 o 3 horas previas que se tarda en llegar al aeropuerto y embarcar, y sobre todo las 3 o 4 posteriores que lleva atravesar el control de inmigración, coger un autobús desde Luton o Stansted, llegar a Londres, coger el metro y soltar las maletas).

Y también influye el que todos, incluso sin haber estado allí, sabemos que Londres es una ciudad libre, cosmopolita, desinhibida, donde uno puede hacer lo que le da la gana y sentirse muy moderno. Al fin y al cabo, era la ciudad donde las mujeres abortaban y se ponían minifalda cuando aquí todavía se llevaba el luto y las señoras no podían abrir una cuenta bancaria sin permiso del marido/padre/tutor.

Mi amiga I. tiene una teoría más poética, y es que Londres es el sitio al que la gente va a sanar el corazón. Porque resulta que nuestro planeta tiene 7 chakras (o más, pero 7 que yo sepa) igual que el cuerpo humano, y el del corazón está ubicado en Inglaterra. Concretamente, en Glastonbury. Pero como ese pueblo es muy pequeño y muy aburrido, la gente se va a Londres.

En fin, será una mezcla de todo eso y más. El caso es que somos muchos los que alguna vez hemos dicho eso de “Me voy a Londres”. Y a juzgar por la mezcla de razas, colores y nacionalidades que se ve por allí, es un fenómeno que se da en todos los países. Yo también lo dije, en verano de 2010, y allá que me fui. Dos años después, empiezo este blog dedicado a rememorar, comentar y compartir mis impresiones sobre la vida en esa ciudad maravillosa, caótica, excéntrica y sorprendente (para bien y para mal).

Os doy la bienvenida a todos los lectores y os invito a participar, comentar y sugerir todo lo que os plazca.

Anuncios

Navegador de artículos

A %d blogueros les gusta esto: